Ausencia de correlación

La correlación es lo general en el uso del subjuntivo en las frases compuestas. Esta se entiende como una relación interna entre los verbos, donde la segunda forma cambia al cambiar la primera:

Prefiero que no hablemos de este tema.

Preferiría que no habláramos de ese tema.

Pero hay casos donde no hay correlación interna entre las formas verbales:

Siento que no te encuentres bien.

Sentí que no te encontraras bien.

Siento [ahora] que no te encontraras bien ntonces].

Reglas:

A.

Quiero que vengas.

Me gustaría que vinieras.

La falta de correlación se concentra en: creencia, opinión o sentimiento actuales sobre un hecho pasado.

No creo que esté en casa.

No creo que estuviera en casa en aquel momento.

que hubiera sido mejor.

Creo que hubieras hecho mal.

B.

En otros tipos de estructuras la falta de correlación puede responder a lo indicado en el punto anterior, o bien a la manifestación directa del principio básico.

Te la di para que la abrieras.

Te la di para que abras cada vez que lo necesites.

Efectivamente no le pegó, pero le dijo que, como volviera a hacerlo, que se preparara.

Efectivamente no le pegó, pero como vuelva a hacerlo, que se prepare.

Aunque no estuviera enfadada se marchó.

Se marchó, aunque tú digas ahora que no estaba enfadado.

Fuente: Sintaxis del Español, J.F. García Santos, Universidad de Salamanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: