La percepción de la lectura

La lectura sin prisa nos dice Jorge Ramírez Caro, en su libro “Las Cenizas del Sentido”, nos deja ver los entornos, sus colores, así como nos impregna de su olor y su textura que nos deja saborear la dulzura de la naturaleza. Doy fe de esto, hace un tiempo termine Cien años de soledad, de García Márquez y aún lo puedo percibir.

Es mi propósito no dejar en el olvido este sencilla consejo. El nos dice que para contemplar, apreciar, oler, saborear, gozar de las cosas, es necesario avanzar despacio. No es nada del otro mundo, este ritmo de lectura nos permite fijarnos bien y restablecer —nuestra fuerza y energía— en el libro; en fin, que este llegue a ser parte de nosotros.

Su consejo se extiende a motivar a releer y hace hincapié  que la cantidad no es el objetivo. Eso también, me lo verifico el consejo de otro magisterio que simplemente le dijo a mi esposa que para escribir bien un reporte es bueno leer y volver a leer a tú autor preferido.

Siento haber descubierto el agua tibia ¡eureka!, pero cito palabras de este escritor que me llenan de emoción: “la ventaja de los libros es que se puede volver sobre ellos: saben esperar, se someten al ritmo del lector”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: